MdT: Tempus Fugit (IV)

Marcos Muñoz | Periodista. Escritor Misterios del Ministerio León, 1476 Eysteinn Skjálfarbondi se revolvió intranquilo: en su sueño volvía a ver la muerte de Guthrod el Magnífico, y cómo el incendio que devoraba el interior del gran templo de Uppsalale perseguía. Por enésima vez se vio acorralado junto al inmenso árbol sagrado, junto al arroyo al…

MdT: Tempus Fugit (III)

Marcos Muñoz | Periodista. Escritor Misterios del Ministerio Valencia, 1885No se habían matado de puro milagro. Don Enrique ayudó a Amelia a salir de la maltrecha diligencia, que había quedado tumbada en mitad del agreste camino que llevaba a Alcira. El Doctor Ferran tenía una brecha en la cabeza, pero su preocupación no eran sus propias…

MdT: Tempus Fugit (II)

Marcos Muñoz | Periodista. Escritor Misterios del Ministerio La puerta que atravesaron Julián y Alonso les llevó al crucero de la Catedral de Astorga. El canónigo Alvar Alfón andaba por ahí cerca, dando instrucciones a unos hombres ataviados con mandiles, pero ni se fijó en ellos entre el trajín que había por el templo. Además,…

MdT: Tempus Fugit (I)

Marcos Muñoz | Periodista y EscritorColaborador Belmonte Arte Secc. ‘Misterios del Ministerio’ No estaba en absoluto convencida, y así se lo dijo mientras entraban en el despacho.   – Sigo pensando -incidió Amelia- que el dilema del siciliano no tiene ningún valor lógico. Es una mera cuestión de azar.   – ¿De qué hablaban? -se interesó el…

MdT: Cualquier tiempo pasado fue presente

Marcos Muñoz | Periodista y EscritorColaborador Belmonte Arte Secc. ‘Misterios del Ministerio’ “Pero lo que ahora es claro y manifiesto es que no existen los pretéritos ni los futuros, ni se puede decir con propiedad que son tres los tiempos: pretérito, presente y futuro; sino que tal vez sería más propio decir que los tiempos…

MdT: A destiempo

Marcos Muñoz | Periodista y EscritorColaborador Belmonte Arte Secc. ‘Misterios del Ministerio’ – Un día tranquilo, don Alonso -respondió algo aburrido Marcial, el vigilante a aquellas horas de la insondable escalera de caracol-. Nadie ha salido hoy de misión ni esperamos a nadie de regreso por ninguna puerta. Supongo que, sencillamente, hay días que nadie…